Jalea Real

Jalea-Real

Que es la Jalea Real

La jalea real tiene como principal objetivo la alimentación de las jóvenes larvas y de la abeja reina, de allí la importancia de su valor nutritivo. En forma pura es un líquido blanco amarillento de sabor algo hostigante, su composición vitamínica proteica y mineral aseguran mayor poder revitalizante y regenerador en niños y ancianos.

Beneficios de la Jalea Real

Un preparado de jalea real, miel y polen comprobó retardar el envejecimiento del organismo. Se utiliza para aumentar peso corporal , el nivel de tiroxina y cortisol en la sangre , el consumo de oxígeno. Disminuye el peso de los riñones, la arterioesclerosis.

Tiene acción como regulador de la inmunidad, en el tratamiento de afecciones cardiovasculares, tracto intestinal, artritis, tuberculosis, brucelosis o parkinson.

Las personas que sufren infarto, angina de pecho y en general, problemas cardiacos y de los vasos circulatorios deberían consumirla. La jalea real actúa como estimulante, aumentando la capacidad al trabajo físico e intelectual; asimismo aumenta el buen humor y el optimismo, así como también aumenta la resistencia a la fatiga.

Debido a su alta concentración de vitaminas ayuda en casos de úlceras y procesos inflamatorios como la artritis. La jalea real es un notable equilibrante del sistema nervioso, especialmente en personas víctimas de surmenage, ansiedad, depresión, insomnio, etc. Son pues, los agotados, debilitados, neuróticos y con deficiencia de diversos casos, quienes más podrían apreciar sus beneficiosos efectos.

Constituye una prodigiosa fuente de energía, de salud y de juventud; permitiendo a personas  de la tercera edad disfrutar de su vida en plena posesión de sus facultades físicas e intelectuales.

Se ha comprobado que junto al polen y los propóleos , la jalea real es eficaz contra diversos tipos de anemia.

COMO USAR LA JALEA REAL

Se recomienda un tratamiento de 2 a 4 gramos diarios y una duración de 20 a 40 días. Para los bebés la cantidad de 15 miligramos diarios.

También se la prepara en grajeas y se recomienda 8 de éstas al día cuando se persigue el rejuvenecimiento y 2 cuando se desean efectos calmantes o restauradores.

Según los apicultores lo mejor es consumirla mezclando con miel. Para ello se toma de 2 a 4 gramos, con 400 gramos de miel, tomando una dosis de 20 gramos de esta mezcla. Las curas duran de 3 a 6 semanas y se repiten 2 a 3 veces al año a intervalos regulares.

Para la piel se recomienda en cremas o mezclada con leche y miel a razón de un gramo de jalea por 5 de miel y 15 de leche. Si se consume pura debe asegurarse que se ha mantenido fuera de la luz y en refrigeración a razón de 100 miligramos diarios.